Internacionales

Un grupo de forenses investiga las nueve muertes en disturbios en Bolivia

La versión oficial advierte de que algunas muertes pudieron ser por disparos entre los manifestantes, quienes por su parte acusan a la Policía y el Ejército de haberles disparado durante los incidentes de este pasado viernes cerca de Cochabamba, en el centro de Bolivia.

LA FISCALÍA INVESTIGA

La Fiscalía General del Estado informó en un comunicado que instruyó el despliegue inmediato de un equipo de peritos del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), a cuya sede en Cochabamba llegaron durante esta jornada los féretros de cinco de los fallecidos.

El objetivo de este equipo es “establecer la causa de los decesos”, según la Fiscalía, que inició las investigaciones de oficio para determinar los responsables de las muertes.

Los féretros llegaron al instituto forense entre gritos pidiendo justicia, con una de las familiares de los fallecidos que preguntaba ante las cámaras si “acaso somos perros” para haberlos disparado.

“No pueden matar de esta manera”, clamaba un hombre, que pedía a los medios que “el mundo entero” sepa lo ocurrido, en un video difundido por medios como el diario cochabambino Los Tiempos.

Además de los nueve fallecidos, en los disturbios hubo 115 heridos y cerca de doscientos detenidos, según datos oficiales.

MARCHA DE PROTESTA

Una marcha de productores de hoja de coca, un colectivo al que pertenecían muchos de los fallecidos, recorrió en esta jornada el centro de Cochabamba, en solidaridad con los muertos y heridos.

El ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, dijo en una comparecencia en Cochabamba que existen reportes de que “tres de los fallecidos tienen disparos en la nuca”.

“Aquí hay una mente macabra que está detrás”, agregó sobre lo que pudo ocurrir el viernes cuando una marcha de cocaleros afines a Evo Morales se dirigía a Cochabamba desde la vecina cuidad de Sacaba.

Grupos de productores de coca se enfrentaron al Ejército y la Policía, que desde el pasado lunes realizan operaciones conjuntas en el país para garantizar el orden, tras el caos en que se sumió Bolivia después de que Morales anunciara su renuncia el domingo.

Los manifestantes usaron cargas de dinamita, al tiempo que la Policía y las Fuerzas Armadas intentaba dispersarlos con material antidisturbios como gases lacrimógenos.

GRAVE CRISIS EN BOLIVIA

Las protestas en Bolivia ya dejan 22 muertos y más de 500 heridos en enfrentamientos desde las elecciones del 20 de octubre, en las que Evo Morales fue reelegido para un cuarto mandato consecutivo, entre denuncias de fraude.

Una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) señaló “graves irregularidades” y pidió repetir las elecciones, tras lo cual Morales anunció su renuncia a la Presidencia y viajó el lunes a México, en calidad de asilado. 

FUENTE: https://noticiassin.com

Administrador

admin@enews360.com