Variadas

Un desfile de moda "pone cara" al cáncer de mama metastásico en Nueva York

Nueva York.- Más de treinta mujeres “pusieron cara” al cáncer de mama desfilando este domingo en Nueva York para la marca de ropa interior AnaOno, un emotivo espectáculo donde las pacientes compartieron sus historias y miedos con el objetivo de recaudar fondos para la investigación de la fase metastásica.

Unas 600 personas apoyaron, en persona o con donaciones, este “show” benéfico que puso el foco en “las pacientes, supervivientes y metavivientes” de la enfermedad, así como las “previvientes” -que han tomado medidas preventivas- y también sus familiares y amigos, que juegan un papel fundamental en su tratamiento y recuperación.

“Lo que esperamos que aprendan hoy es que no importa la fase de tu diagnóstico: tenemos que formar una comunidad unida, querernos y seguir impulsando cambios”, dijo la diseñadora estadounidense Dana Donofree, fundadora de esta marca que ofrece sujetadores adaptados a mujeres que han superado cirugías de reconstrucción o mastectomías.

Por la pasarela de la Fundación Ángel Orensanz desfilaron mujeres de diferentes edades, razas y tipos corporales, unas luciendo tatuajes sobre sus senos reconstruidos, otras mostrando con orgullo las cicatrices donde antes los tuvieron y algunas que prefirieron desnudar su experiencia vestidas, con mirada vidriosa y pose firme.

Los gritos de ánimo y aplausos del público se sucedieron casi durante una hora al paso de cada mujer, que dejaba entrever su personalidad ante los fotógrafos mientras en pantalla se podían leer sus miedos, como “abandonar a mis hijos demasiado pronto”, “no poder controlar mi destino” o “irme sin dejar un legado”.

Cuando desfiló la última modelo, Michelle Micari, su marido Robert se abrió paso hasta la primera fila y desde allí le lanzó besos para después girarse y explicar: “Estoy muy, muy orgulloso de mi esposa, lleva luchando nueve años y medio contra el cáncer metastásico”.

Es a esa cuarta fase de la enfermedad a la que el evento estaba dedicado: una de cada ocho mujeres será diagnosticada con cáncer de mama a lo largo su vida, y de ellas, un 30 % será susceptible de padecer cáncer de mama metastásico, para el que no hay cura y al que se dedican muy pocos recursos de investigación, reclama AnaOno.

Beth Fairchild, paciente terminal y ejecutiva de la organización METAvivor, señaló que en EE.UU. unas 42.000 personas mueren al año debido al cáncer de mama metastásico y destacó que financiar su investigación, a la que se dedica del 2 al 5 % del total, podría “alargar vidas” más allá de la media estimada entre 18 y 36 meses.

Fairchild anunció que siete de las modelos que participaron el año pasado en el “show” de AnaOno protagonizan un documental de próximo estreno en Amazon Prime Video llamado “Not Just One”, y tras recordar a otras dos que han fallecido, insistió: “Si no recaudamos dinero, no vamos a resolver el problema”.

“La fase IV no significa siempre una sentencia de muerte”, aseguró otra paciente que, pese a las rondas de quimioterapia y radioterapia, las operaciones y “miles de pastillas”, confió en las “infinitas posibilidades” de la ciencia, en un crudo discurso durante el que dos personas tuvieron que ser atendidas por desmayo.

Entre las modelos de hoy estuvo la publicista Clara Pablo, que trabaja con las estrellas musicales Maluma o CNCO y quien reconoció en entrevista con Efe que “antes de salir quería vomitar de los nervios” pero después se sintió “empoderada por representar a la comunidad latina”, para la que se ha convertido en una activista.

Pablo, a la que le diagnosticaron hace dos años, a los 36, con cáncer de mama fase I, explicó que “para las latinas el cáncer de seno es la causa número uno de muerte entre menores de 40 años” y por eso ha creado un movimiento de concienciación que se llama “Te Toca Tocarte”, porque “no hablamos de eso lo suficiente”.

“Las 32 modelos hoy le pusimos cara al cáncer, lo humanizamos para que la gente se dé cuenta de que esto toca”, agregó la publicista, quien también recordó sus dificultades para encontrar “una comunidad” latina en la que apoyarse tras su diagnóstico y ahora, en tratamiento, declara: “Aquí estoy”.

FUENTE: https://noticiassin.com

Administrador

admin@enews360.com