Economía

Las citas, nueva modalidad para dar los servicios

Los negocios han tenido que implementar medidas para poder funcionar en medio de la covidianidad y de esta forma ofrecer sus servicios al público, cuidando a sus clientes y empleados y evitar más contagios de la COVID-19.

Desde sistemas de citas, limitación de personas dentro del local y uso obligatorio de mascarillas y guantes, son algunas de las reglas que se establecieron en los comercios que, luego de dos meses paralizados, fueron habilitados para operar con la implementación de la primera fase del plan de “desescalada”, que ya lleva tres días.

Los salones de belleza, barberías, centros de uñas y demás, han comenzado a funcionar con sistemas de citas con el objetivo de controlar el flujo de personas, ya que en los negocios de este tipo pueden concurrir muchos clientes al mismo tiempo. Luego de la apertura parcial de la economía, estos negocios son muy demandados por los ciudadanos.

“Así es mejor, uno se cuida y también a los clientes, antes esto se me llenaba de mujeres, ahora ellas hacen sus citas por Whatsapp y vienen tranquilas”, indicó Yohanny Pérez, dueña de un salón de belleza.

Los clientes, además de poner en agenda el día y la hora, deben ser puntuales para que el desenvolvimiento de las labores pueda realizarse sin ningún inconveniente, pues si se atrasa con un solo cliente el día puede complicarse ya que hay que cerrar horas antes de que inicie el toque de queda, explicó Pérez, quien fue duramente golpeada por la paralización de la labores ya que no tenía ingresos y como es propietaria de un negocio informal no recibía ayuda gubernamental.

El método de citas tendría que extenderse durante meses para evitar que cuando la curva de contagios baje o los casos sean mínimos no se tenga un nuevo brote de la enfermedad por la aglomeración de personas y la economía no se vea estancanda otra vez. Las instituciones del Gobierno también utilizan este método, tal es el caso de la Dirección General de Pasaportes, donde se estarán atendiendo, previa cita, en la sede central, un promedio de 60 personas entre mañana y tarde.

Otras medidas

Igualmente, las tiendas de ropas han tenido que aplicar varias medidas. Por ejemplo, algunas de ellas no están permitiendo la entrada de niños y tampoco se aceptan que los compradores lleven acompañantes.

Hasta el probarse la ropa, una acción muy común que utiliza el cliente para verificar si el artículo le sirve, está prohibido para evitar el contagio del virus. Las restricciones en estas tiendas, las están anunciado a través de sus redes sociales para que los clientes estén preparados antes de trasladarse.

También, otras de las medidas que se están aplicando en los negocios que recientemente abrieron sus puertas, es rociar gel antibacterial a los clientes al entrar o colocar dispensadores.

En todos los casos el uso de mascarillas es obligatorio, así como mantener una distancia de al menos dos metros entre personas.

Control de acceso y menos personal

Para controlar el acceso de los clientes, los negocios deben disponer de un empleado que indique el momento en que pueden ingresar.

Esta medida es sumamente importante para garantizar que las personas no se aglomeren y pueda cumplir con el distanciamiento físico.

Asimismo, en esta fase de “desescalada” (la primera de cuatro) debe mantener menor personal de acuerdo a la cantidad de empleados. Las microempresas y las pequeñas empresas pueden trabajar no más del 50% del personal.

Mientras, las empresas medianas y grandes deben operar, como máximo con el 25% del personal.

El cumplimiento del distanciamiento físico y la reincorporación de labores sin exceder el personal autorizado, está siendo vigilado por el Ministerio de Trabajo con jornadas de inspección laboral, que ya se inició en cinco provincias.

Más negocios siguen abriendo

En un recorrido realizado por reporteros de elCaribe se observó que la reapertura de negocios se sigue realizando a medida que avanzan los días.

Desde jugueterías, lavanderías, papelerías, ferreterías, centro de reparaciones de vehículos, gomeras y tiendas de ventas de baterías, continúa reintegrándose a la nueva normalidad que ha provocado la pandemia, cuyo saldo de contagios ascendió ayer a 13, 989 y los fallecimientos a 456.

Aunque siguen abriendo negocios, otros tantos, que ya están habilitados para operar, permanecen cerrados.

La actividad comercial han provocado que, desde el pasado miércoles, el tránsito incremente y se origen tapones en diferentes vías y calles del Gran Santo Domingo, como en los días en los que no había presencia de la COVID-19.

Recomiendan utilizar canales digitales

La utilización de los canales digitales dentro de los casos que correspondan, es una recomendación que hacen algunas empresas que no cerraron por completo durante estos dos meses por ser esenciales. Por ejemplo, las entidades bancarias sugieren a sus clientes realizar transacciones virtuales, ya que es una manera fácil y segura de realizar sus requerimientos pero sin necesidad de pasar por una oficina. También recomiendan utilizar los autobancos y cajeros automáticos para realizar sus retiros, depósitos y pagos de cheques. Con esta medida se busca reducir el contagio del virus en las sucursales, que desde que inició la crisis sanitaria se han mantenido abarrotadas de personas, en muchos casos sin cumplir con el distanciamiento fisco al momento de realizar las largas filas para poder ingresar.

Recibe en tu correo actualizaciones diarias de las noticias mas importantes de la actualidad.

FUENTE: https://www.elcaribe.com.do

Administrador

admin@enews360.com