Opinión

Análisis de los datos de la encuesta Gallup-Hoy

La más recién encuesta publicada por la Gallup-Hoy, ha dado lugar a múltiples análisis e interpretaciones. Los del PRM y aliados la han celebrado, y los del oficialismo la han censurado.

Los del gobierno arguyen que se trató de una encuesta telefónica (como la que hace unas semanas publicó la firma Mark Penn-Stagwell para SIN), buscando con ello desmeritar los datos que ha arrojado dicha encuesta. Los del PRM y aliados dicen que eso es totalmente falso, asegurando que la metodología fue a través de la técnica de la encuesta y un cuestionario como instrumento, y que dicho cuestionario, para hacerla aún más objetiva, fue puesto a disposición de las personas encuestadas, a las cuales se les pidió que votaran directamente ellas, como si se tratara del día de las elecciones, marcando en una tableta electrónica su preferencia, la cual fue puesta a su disposición por el encuestador.

Los resultados más importantes de dicha encuesta han sido: Luís Abinader 53.7%, Gonzalo Castillo 35.5% y el ex presidente Leonel Fernández con un 8.6%, es decir, los tres candidatos sumados juntos, alcanzan un 97.8% del total de los encuestados.

Como los datos son perfectamente interpretables (analizables), podemos decir, para la comprensión de los del oficialismo que persisten en no darle credibilidad a los mismos, que si sumamos el porcentaje  alcanzado por el Sr. Gonzalo Castillo y el de su ex compañero de partido Leonel Fernández (hasta poco después de las primarias del 06 de octubre), ambos suman un 44.1%.

Para entender la caída en dicha medición del oficialismo, es importante recordar, que en las elecciones de mayo del 2016, el candidato del PLD para ese entonces, el Sr. Danilo Medina, con un PLD no dividido, obtuvo cerca del 62%% de los votos en las elecciones de ese año. .

Quiere decir, que no fue sino después de las primarias del 6 de octubre, por la crisis post primarias que se generó, lo que dio al traste con la división del partido de gobierno (PLD), escindiéndose el Leonelismo del partido, y un Leonel Fernández formando un nuevo partido llamado La Fuerza del Pueblo (LFP).

Quiere decir, que después de la formalización de la división del partido de gobierno con la ida de Leonel Fernández a LFP, los resultados electorales de las municipales del 15 de marzo fueron el primer vestigio de la consecuencia de la ruptura (división) del PLD. El PLD como partido descendió cerca de un 22%, pues después de alcanzar alrededor de un 62% en mayo del 2016, el 15 de marzo del 2020 apenas obtuvo alrededor del 40%, un 22% menos en comparación con aquel mayo del 2016.

De hecho, en aquellas elecciones de mayo del 2016, el Sr. Luís Abinader obtuvo alrededor de un  35%, y si la Gallup-Hoy le otorga un 54% (redondeado), quiere decir que ha crecido desde el 2016, un 19%, lo que entra en el margen de error de + o – un 3% de la mayoría de mediciones.

Es decir, que si el PLD había perdido ya un 22%, según los resultados de las municipales del 15 de marzo del presente año que le otorgaron alrededor de un 40% (tomando como referencia el 62% que había alcanzado en mayo del 2016), y la Gallup-Hoy le otorga en junio 2020 un 36%, indica claramente que la debacle en la preferencia del electorado hacia ese partido ha sido progresiva, ubicándose en una pérdida porcentual de un 26% (62-36), es decir, un 62% en mayo del 2016 y un 36% en junio 2020, por lo que esa ventaja de 18% en favor de Luís Abinader hoy, sumada al 8% que le otorga la Gallup-Hoy al Sr. Leonel Fernández y LFP, entra en el ámbito de lo matemáticamente razonable (18+8 = 26).

Como se puede apreciar, ahí está el 26% que ha perdido el PLD desde el 2016 (62% en mayo del 2016 y 36% en junio 2020), lo que quiere decir, que un 18% se ha ido al PRM y aliados, y, por supuesto, el otro 8% restante ha ido a aterrizar al proyecto político de su ex compañero Leonel Fernández (LFP).

Los números están ahí. El Sr. Luís Abinader no pudo haber crecido desde aquel 35% que obtuvo en el 2016, sin un descrecimiento de ese 62% en la simpatía del electorado que el PLD  y su candidato Danilo Medina obtuvo en mayo del 2016.

Y si a eso le agregamos la división que ha sufrido el partido como consecuencia de la crisis de las primarias del 6 de octubre, que ha provocado que la facción del Sr. Leonel Fernández al escindirse se haya llevado consigo una parte de los peledeistas, no debe sorprender a nadie, en su sano juicio, que ya el PLD no cuenta con la simpatía con la que contaba en el 2016.

Si el Sr. Leonel Fernández y LFP hoy marcan un 8% en la medición de la Gallup-Hoy, ese porcentaje no pudo haber salido de la simpatía o del mercado cautivo (voto duro) de los perremeistas, sino de su ex partido.

Y si después de 16 años en el poder el PLD (2004-2020), que se supone ha sufrido un cierto desgaste, es entendible que a ese 8% que se le atribuye haberse llevado Leonel Fernández y LFP, también se le sume la significativa pérdida que dicho partido ha sufrido en algunos segmentos de la sociedad dominicana, en especial en los sectores de clase media, que según la medición de la Gallup-Hoy, al parecer, ronda en un 18%.

Sea usted el jurado!

edagrm@yahoo.com

JPM

FUENTE: https://almomento.net

Administrador

admin@enews360.com