Internacionales

China pide a EE.UU. que "deje de interferir inmediatamente" en Hong Kong

Pekín.- China urgió hoy a Estados Unidos a que “deje de interferir inmediatamente” en Hong Kong y los asuntos internos de China, y a que deje de apoyar las manifestaciones contra la propuesta de ley de extradición en la excolonia británica.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, respondía de esta manera al Departamento de Estado de EE.UU., cuya oficina criticó a la prensa este jueves por haber revelado información personal de un diplomático estadounidense que se reunió con activistas hongkoneses.

El caso nace a partir de una fotografía en la que una trabajadora de la sección política del consulado de EE.UU., identificada por los medios chinos como Julie Edaeh, se reúne con manifestantes hongkoneses.

Hua señaló que EE.UU. debería “reflexionar” sobre sus palabras y hechos y pidió a ese país que no use a los medios para atacar o culpar a los Gobiernos de otros países.

“La parte estadounidense ha intervenido con frecuencia en los asuntos de Hong Kong, lo que inevitablemente conducirá a la oposición resuelta y la indignación del pueblo chino, incluyendo los compatriotas de Hong Kong”, aseveró la portavoz china.

También instó a EE.UU. a “cumplir con el derecho internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales” y dejar de inferir en la excolonia británica, donde las protestas cumplen hoy dos meses, por lo que el Ministerio de Relaciones Exteriores ha citado a un alto funcionario del consulado estadounidense en Hong Kong para exigir una aclaración y expresar su descontento.

Pekín volvió a amenazar el martes a los manifestantes que tomaron las calles de Hong Kong en la huelga general que paralizó la ciudad, y les advirtió de que el Gobierno y la Policía local están preparados para llevarles ante la Justicia por sus actos.

Asimismo, Pekín reiteró su apoyo al Ejecutivo hongkonés liderado por Carrie Lam, al que ve “completamente capaz” de garantizar la seguridad y al que pidió “medidas” en lo que parecía un paso más para presionar e intimidar a los manifestantes, que han convocado otra oleada de protestas este fin de semana.

Las manifestaciones comenzaron a principios de junio en Hong Kong contra una controvertida propuesta de ley de extradición y han derivado hacia demandas más amplias sobre los mecanismos democráticos de la ciudad, cuya soberanía recuperó China en 1997 con el compromiso de mantener hasta 2047 las estructuras establecidas por los británicos.

El pasado lunes, miles de personas se unieron a una histórica huelga general para presionar al Gobierno para que responda a sus demandas, que, en origen, consistían solo en la retirada de la propuesta de ley que, según abogados y activistas, habría permitido a Pekín acceder a “fugitivos” refugiados en la cuidad.

A pesar de que Lam dio por “muerto” el proyecto, los manifestantes no se dieron por satisfechos y han seguido inundando las calles de la ciudad.

FUENTE: https://noticiassin.com

Administrador

admin@enews360.com