Opinión

¡Cuánta Chulería!

Miren como reza el costoso anuncio del poderoso superministro de obras públicas y comunicaciones sobre el modelo económico de la república dominicana:

“El modelo económico de la República Dominicana es la luz que más brilla en toda la Latinoamérica, Centroamérica y el Caribe; lo que va bien, se deja que siga bien y, en este caso, el país va más que bien. Lo que necesita el país es Danilo y más Danilo, lo que equivale a decir más escuelas, más tandas extendidas, más visitas sorpresas, más hospitales, más estabilidad, más crecimiento económico, más empleos, más programas sociales, más exportaciones, más carreteras, en fin, más avance, más bienestar y más esperanzas para todo los dominicanos. Danilo Medina es el mejor presidente de la historia que ha tenido la nación”.

¡Sopla! Chulería altamente rentable. Chulería al millón que genera miles de millones. Chulería como sinónimo de “coba”, “lambonismo”, “limpiasaquismo”; propia –como dicen en Venezuela- de “jala bolas” o “chupa medias” de presidentes.

Es el nuevo modo de expresarse de ciertas alcancías afortunadas. No basta ya lo de “Benefactor de la Patria” o “Padre de la Patria Nueva”. Ni “lo que diga Balaguer” como “Padre de la Democracia”, ni Leonel presentado como “El Destino”, ni Hipólito como el “Papá” de todos.

El nuevo tono es que el caudillo ya no es solo el jefe político a alabar sin cesar, sino el “modelo económico” del país. Que aun sin brillo no solo “brilla” dentro de las fronteras nacionales, sino que es “la luz que más brilla en el Continente” Y que no es solo el mejor presidente de la historia reciente, sino “el mejor de la historia de la nación”. Para entonces concluir… que lo que se necesita “es Danilo y más Danilo”.

¡Cómo se empequeñecen seres que se consideran grandísimos, sean monarcas o cortesanos, seudo-caudillos o coberos! Pero no solo se trata de algo personal, ni es solo egocentrismo en unos o proclividad a arrastrarse en otros.

Es cultura seudo-monárquica, caudillista, despótica, autoritaria… Es que ni el trujillismo ni el balaguerismo han sido arrancados de raíz… siguen seduciendo a políticos, empresarios y militares beneficiarios de un poder ilimitado, corrupto y corruptor.

Pero de todas maneras habría que preguntarse el por qué esta modalidad hiperbólica de Gonzalo y demás… y respondo: por qué ya no es solo disfrute de privilegios ni posibilidades de ser millonarios de poca monta. Es garantía de ser multimillonarios entre los corruptos y en libertad. Es mucho más negocio que antes.

FUENTE: http://z101digital.com

Administrador

admin@enews360.com