Salud

Salud Pública advierte ivermectina no ha sido aprobado para tratar el COVID en RD

El ministro de Salud Pública Plutarco Arias emitió este lunes un comunicado en el que informa a la población que el medicamento ivermectina no ha sido aprobado en la República Dominicana como un tratamiento contra el COVID-19 en República Dominicana.

El anuncio de Plutarco Arias surge luego que desde hace meses miles de ciudadanos consuman este medicamento de manera preventiva y con el COVID-19.

El médico Marcos Díaz Guillén, columnista de Diario Libre ha advertido que “los estudios más recientes indican que las concentraciones antivirales del medicamento para disminuir la replicación del SARS-Cov-2 solo se obtienen con dosis de 1,000 a 1,200 miligramos, y la ficha técnica recomendada para la administración de este medicamento en los humanos es de 100 a 120 miligramos en dosis única. Se necesitan dosis extraordinariamente elevadas de ivermectina para obtener una actividad contra el nuevo coronavirus, con altas probabilidades de efectos secundarios graves. Entonces, lo correcto y juicioso será usar los medicamentos cuando existan sólidas evidencias científicas que los respalden y no de manera empírica”.

Según la OPS, los resultados de la eficacia de la ivermectina para reducir las cargas virales en cultivos de laboratorio no son suficientes para indicar que el medicamento será de beneficio clínico para reducir las cargas virales en pacientes con COVID-19.

De acuerdo con la FDA, en Estados Unidos el uso de la ivermectina en seres humanos sólo está aprobado para el tratamiento de algunos gusanos parásitos en formato de tabletas y para el tratamiento de parásitos externos como piojos y condiciones de la piel como la rosácea en soluciones tópicas que se adquieren sólo con receta.

Sobre si existe algún peligro al consumir ivermectina, la FDA detalla que sí pueden haber efectos secundarios como sarpullido, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago, hinchazón del rostro o de las extremidades, eventos adversos neurológicos (mareos, convulsiones, confusión), baja repentina de la presión arterial, sarpullido grave que pueda requerir hospitalización y lesión hepática.

“Debe evitarse el uso de ivermectina para la prevención o el tratamiento del COVID-19 ya que no se han establecido sus beneficios y seguridad para estos fines. Los datos de los estudios clínicos son necesarios para determinar si la ivermectina es segura y efectiva para tratar o prevenir el COVID-19”, dice la institución gubernamental.

Actualmente existen cuatro vacunas que ya han demostrado su eficacia y son las de Pfizer, Moderna, Oxford/AstraZeneca y Sputnik V. Algunas han logrado tasas de efectividad de más del 90% de acuerdo con sus desarrolladores.

Según lo reportado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) hay distintos tipos de vacunas, pero el objetivo de todas es enseñarle al sistema inmunitario a reconocer y combatir el virus COVID-19.

“A veces, este proceso puede producir síntomas, como fiebre. Estos síntomas son normales y son una señal de que el organismo está desarrollando inmunidad. Por lo general, el organismo demora algunas semanas en producir inmunidad después de la vacunación. Esto significa que es posible que una persona se infecte con el virus que causa el COVID-19 justo antes o justo después de haberse vacunado, y que se enferme. Esto se debe a que la vacuna no tuvo suficiente tiempo para generar protección”, se lee en la web de los centros.

De acuerdo con los CDC hasta ahora no es posible saber cuánto durará la inmunidad generada a través de la vacunación. Fuente Diario Libre

FUENTE: https://htnoticias.com

Administrador

admin@enews360.com