Nacionales

Salvar las cuencas del Ozama de Barrick Gold

El debate producido en torno a las pretensiones de la empresa minera Barrick Gold, de instalar una presa de cola en Cuanse, en el municipio de Peralvillo, Provincia Monte Plata, es un tema de diálogo nacional, por su importancia para la nación.

La Iglesia Católica hizo público un comunicado el pasado 29 de octubre, en el Arzobispado de Santo Domingo, donde se plateó públicamente la oposición de la Iglesia a la construcción de la presa de colas en el lugar anteriormente mencionado, y aunque la prensa nacional no atendió a la invitación que le hiciera el Arzobispado de Santo Domingo, el tema ha calado en los medios independientes. Cada vez hay más grupos, intelectuales, movimientos, comunicadores, otras iglesias cristianas, que han empezado planes de acción y educación a sus líderes en torno al tema.

La práctica que se ha llevado a cabo, ha sido, que un grupo de empleados de la empresa minera asedian con llamadas y propuestas a todos los líderes de la zona para llevarlos a Cotuí, en guaguas llenas, confortables y con todo pago, para exponerles la forma actual de operación de la entidad, “todo una maravilla”.

Todo parece indicar que estas prácticas no han sido suficientes en el proceso de seducción a la población, ya que en estos días se han estado ejecutando manifestaciones inusuales en la zona de Cuense. Una de ellas fue la caravana de jeepetas y camionetas de la policía que acompañó al Director de la Policía Nacional, conducido por altos dirigentes de la Barrick, hecho que creó mucha inquietud en los campesinos de las comunidades. Luego le preguntamos a los ejecutivos de Barrick Gold por el motivo de la visita del director de la Policía a Cuanse, y se nos contestó que fue porque el mismo se enteró que en esa comunidad alguien apuntó a otra persona con una pistola, cosa que para creerla deberá ser a punta de pistola.

El papa Francisco en su encíclica sobre el Cuidado de la Casa Común Lautado sí #182, alerta que el verdadero impacto ambiental en los procesos mineros se esconde detrás de una corrupción a cambio de favores que impide que las autoridades puedan hablar abiertamente del tema. Esos favores impiden que las autoridades municipales de la zona dialoguen del tema con sus munícipes y se involucren de manera asertiva en estos conflictos.

Sanear la transparencia parece ser una línea del actual gobierno, pero en el tema en cuestión no parece que sea tan fácil. Es por ello que, tanto el padre Francisco Batista (Padre Pancho), como el Vicario Episcopal de la Vicaría Santo Cristo de los Milagros de Monte Plata, Mons. Daniel Lorenzo Vargas, han insistido en que se efectúe un encuentro del presidente de la República con los comunitarios, para que les escuche también a ellos. Queremos advertirle que la minería responsable no pondrá jamás en peligro las aguas que dan vida a una provincia y gran parte de la capital.

La transparencia y el diálogo deseado en torno al tema se pone cada vez más difícil debido a que la desconfianza se agudiza más y más cuando se mezcla empleos del gobierno con adeptos de la minería. Muchos están seguros que jamás conviene la presa de cola en cuanse, pero no quieren perder su empleo o quieren conseguir uno, y deciden no incidir en la lucha. La presa de cola no puede ser construida en Cuanse, y la misma empresa ha señalado que tienen otras alternativas. Sabemos que ese lugar les sale más barato, les recordamos que lo barato suele salir caro.

EL DIA

FUENTE: https://htnoticias.com

Administrador

admin@enews360.com