Internacionales

Israel cierra zona de pesca de Gaza tras lanzamiento de globos incendiarios

 

Jerusalén.- Israel decidió cerrar hoy completamente la zona de pesca de Gaza en respuesta al lanzamiento de un cohete anoche y de globos incendiarios desde la franja que hoy provocaron incendios y conatos de fuego en territorio israelí, tras aumentar de nuevo la tensión este fin de semana en Jerusalén y la región.

La clausura “entrará en vigor inmediatamente y durará hasta nuevo aviso”, anunció el COGAT, órgano militar israelí que gestiona asuntos civiles en los territorios palestinos.

“La decisión se tomó tras el disparo” de un cohete anoche por parte de milicias palestinas del enclave, y por “el continuo lanzamiento de globos incendiarios desde la Franja de Gaza hacia el Estado de Israel, lo que constituye una violación de la soberanía israelí”, concretó el mismo organismo en un comunicado.

Según insistió, el movimiento islamista Hamás, que controla de facto el enclave, “es responsable” de toda agresión que emane de su interior, y “soportará las consecuencias de la violencia cometida».

El cierre del área pesquera se produce después de que un proyectil lanzado anoche impactara en un área despoblada israelí, lo que fue respondido por un ataque del Ejército israelí contra un objetivo militar de Hamás en la franja.

A ello se suman protestas recientes de palestinos ante la valla divisoria entre Gaza e Israel, y la reanudación del lanzamiento de globos incendiarios desde la franja.

Según el digital Times of Israel, esto provocó más de un centenar de incendios y conatos de fuego durante la jornada de hoy en territorio israelí.

Esta situación se enmarca en un aumento de tensión desde el inicio del mes sagrado musulmán de Ramadán que tiene su epicentro en Jerusalén, donde los últimos días hubo una nueva escalada de la tensión, con enfrentamientos entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes que se extendieron por la Explanada de las Mezquitas o la Ciudad Vieja, situadas en la parte oriental ocupada de la ciudad. Esta pasada madrugada coincidió con la Noche del Destino (Leilat Qader), importante fecha del Ramadán, cuando hubo nuevos altercados.

Los choques de este fin de semana se han saldado con más de 300 heridos, aunque por ahora no se produjo ninguna víctima mortal.

La tensión se agravó esta misma semana ante el posible desalojo de familias palestinas en un barrio de la parte oriental de la ciudad, anexionada por Israel, donde aplica sus leyes civiles.

Todo ello podría derivar en un nuevo pico este lunes, cuando está prevista una marcha anual de jóvenes judíos ultranacionalistas por la Ciudad Vieja, con motivo del Día de Jerusalén.

Durante esta fecha, los israelíes conmemoran lo que consideran la reunificación de la ciudad durante la Guerra de los Seis Días de 1967, que para los palestinos supuso el inicio de la ocupación.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió hoy de que “no permitirá protestas violentas” en Jerusalén.

FUENTE: https://eldia.com.do

Administrador

admin@enews360.com